Homenaje a Remy y Tico

Exjefe del ELN será trasladado a Cali para comparecer por secuestro del km 18

(https://twitter.com/elpaiscali/status/745411114285010945?s=03)

Viaje al inferno: Los secuestrados del Kilómetro 18 de Cali sufrieron penalidades inhumanas antes de su liberación.

SEMANA revela los detalles de la peor derrota militar del ELN.

ACTUALIDAD: NACION

Horas antes de morir el ingeniero electrónico Alejandro Henao Botero, de 41 años, cayó de rodillas entre la maleza,  bañado en fango, con la ropa hecha jirones, miró la pequeña foto en la que le sonreían su esposa, Lourdes Mesa, y sus dos hijos de 6 y 4 años y les dijo: “Perdón”. ‘Diego’, el guerrillero que estaba a su lado, levantó al cielo su  fusil R-15, sintió la lluvia caer sobre su rostro imberbe y le rogó: “Por favor no se nos muera”. Corría el jueves 26 de octubre y era demasiado tarde porque a Henao las ganas de vivir se le habían agotado. La vida de este hombre, uno de los pocos expertos colombianos en sistemas de cableados estructurales, devorador de libros, amante del ajedrez y de  los computadores, se  extinguía porque, según su esposa, la ingeniera civil Lourdes Mesa, no pudo aceptar jamás la privación de su libertad.   “Pobre gente. Si a mí  me  llegara a pasar algo yo me moriría”. Eso le había dicho al enterarse del secuestro de los feligreses de La María meses atrás. Henao había resbalado en el corazón de Los Farallones, una cadena montañosa de selva húmeda tropical, y se había  hecho una profunda herida en un pie. En dos semanas la llaga se le gangrenó, le alcanzó el tobillo y le subió hasta la mitad de la pierna. “Sí, la herida era maluca pero lo malo eran sus pocas ganas de vivir”, recuerda ‘Diego’.

La víctima había tomado una decisión definitive.

Peces en el agua El día del secuestro, el 17 de septiembre, cuando el comandante de la Fuerza de Despliegue Rápido del Ejército  Nacional, general Carlos Alberto Fracica, recibió la orden de desplazarse allí, advirtió a sus soldados las dificultades de la tarea. Debían saber que desde hace varios años los guerrilleros del ELN se mueven entre Los Farallones como pez en el agua. Al fin y al cabo ya lo habían demostrado en el caso de La María. Como dijo ‘Diego’, “en esa operación tomamos los retenidos, corrimos por entre la montaña durante cinco días y nos les perdimos”. Eso no podía volver a pasar. Por eso el  general Luis Ernesto Canal Albán, comandante de la Tercera Brigada,  recuerda que se hizo una promesa: “No vamos a descansar hasta dar con ellos”. En un abrir y cerrar de ojos de la III Brigada salieron por tierra y aire 17 compañías, cada una con 85 hombres. Siguieron sus huellas, encontraron sus cambuches, coparon los sitios donde guardaban los alimentos, las armas, y finalmente los cercaron mientras se preparaban para una operación de rescate. Fracica sabía que sus hombres tenían a tiro de fusil a los guerrilleros pero no se atrevían a atacarlos porque se percataron de que éstos habían vestido a  sus víctimas con ropas de color verde militar para confundirlos. Fue la primera vez en mucho tiempo que el general Fracica dudó sobre qué hacer.

El zumbido de los helicópteros

Entre tanto secuestrados y secuestradores sentían al Ejército en la nuca. Al principio fue el lejano zumbido de los helicópteros, luego el eco de las órdenes, después el fuego de los combates. En los primeros días ‘Julián’ y ‘Carlos Segundo’, o ‘Caliche’,  los dos comandantes guerrilleros que habían ejecutado la operación, impusieron un régimen  severo: siempre hacia adelante, sólo se paraba  para comer y para dormir sólo tres horas. A ese ritmo alcanzaron los picos de la cordillera, donde en las noches se sienten dos grados centígrados de temperatura y en los que la lluvia es una eterna compañía. “La ropa se nos mojó,  nunca nos pudimos cambiar, jamás nos pudimos bañar, dormíamos mojados pero lo hacíamos de físico cansancio”, recuerda la secuestrada Adriana María Serrano. La carrera seguía entre esa selva húmeda  repleta tanto de guaduas, gualandayes, písamos y guamos como de las peores plagas: pitos, zancudos, mosquitos, serpientes. Con el pasar de los días dos cosas empezaron a marcar las diferencias con el caso de La María. Primero, la ausencia  de ‘El Viejo’, un hombre calmo, con estudios y gran capacidad para negociar, comandante titular del frente ‘José María Becerra’, y quien el día del secuestro estaba en el sur de Bolívar en una reunión del Comité Central relacionada con su poder ascendiente en el ELN producto, precisamente, de los secuestros masivos. En segundo lugar, la presencia del general Fracica, un hombre de respuestas rápidas, macizo y tropero por excelencia, quien los perseguía sin darles la menor ventaja.

Los responsables

‘Julián’ y ‘Carlos Segundo’, los líderes del ELN en Los Farallones,  con poca experiencia política y con la convicción  profunda de que las cosas se cambian a punta de fusil, empujaban a sus  víctimas con amenazas de fusilarlos. “Pues sí, son bastante atravesados, producto de esta guerra”, asegura ‘Diego’. Ambos fueron perdiendo la calma. “Huíamos hacia adelante, presentíamos que por allí estaba el Ejército,  entonces cogíamos hacia la izquierda, luego  volvíamos a la derecha”, recuerda Nelson David Acosta Tombe, 19 años, un guerrillero menudo y ágil que cubría la retaguardia. La rutina era igual al amanecer: se despertaban con el ruido de los helicópteros, luego oían las voces de los  militares siguiéndolos, los combates, la lluvia, mientras los guerrilleros abrían trocha por entre el monte y sorteaban los abismos agarrándose de los bejucos. Un día de la primera semana de octubre el médico Miguel Alberto Nassif, un brillante cardiólogo de 35 años, se agarró de la raíz de un árbol que cedió, cayó y un palo se le incrustó en el escroto. Como la infección lo devoraba los guerrilleros lo abandonaron. Sólo fue encontrado por el Ejército el 10 de octubre. “Parecía como un cuadro de San Sebastián”, dijo un colega suyo que trató infructuosamente de salvarlo en Cali. A los 30 días del secuestro a los guerrilleros se les acabó la gasolina de un pequeño generador que alimentaba su radio HF de banda ‘corrida’. El aislamiento aumentó la tensión. ‘Julián’  sabía que el tiempo apremiaba y salió varias veces para llamar a las familias. Probó con la del comerciante Carlos Alberto García pero se encontró en cinco ocasiones con la negative: “No vamos a pagar un peso, no negociamos con bandidos”, contestó Juan Manuel García, hermano de la víctima. ‘Julián’ le argumentó que tenía  una úlcera reventada: “Entonces suéltenlo.

¿Dónde están sus ideales. ¿No se da cuenta que están matando a mi hermano torturándolo?”.

‘Carlos Segundo’ discutió con su víctima.

“No lo voy a  liberar”, recuerda Acosta Tombe que su líder le gritó al herido. El  comerciante murió. A diferencia del médico Nassif, a quien vieron por última vez con vida,  García murió frente a todos. Su deceso produjo lágrimas entre los secuestrados y perplejidad entre los guerrilleros porque sus comandantes les habían dicho que en una operación como esta la vida de los retenidos era responsabilidad de ellos. “Habíamos  fallado”, recuerda el joven guerrillero. No hubo tiempo ni siquiera para sepultarlo. Dormir en el río Los guerrilleros, expertos en el agua, habían  atravesado ya el río Anchicayá, las quebradas San Pablo y Soledad y se aprestaban a atravesar el río Naya para pasar al departamento del Cauca. Es decir, que en 40 días habían hecho 170 kilómetros. A pie y  entre la selva. Pero para el día de la muerte de García el Ejército ya había trazado un círculo sobre los guerrilleros y les había bloqueado todas las  vías de escape. No había un camino, una trocha, un sendero en el que no  hubiera un soldado. Una noche el profesor de sistemas Gonzalo Chica Arias, de 43 años, rodó a un río y se rompió varias costillas. Sin fuerzas para levantarse, sentía cómo las aguas subían de nivel a su alrededor. Como pudo se quitó el cinturón, se amarró de los brazos a una  piedra y así pasó la noche. A pesar de todo durmió lo suficiente para  recobrar algunas fuerzas para seguir la mañana siguiente. La comida se acabó. No había tiempo para cocinar. Recurrieron primero al arroz y al maíz crudo y luego a raíces que arrancaban de la tierra. Exprimieron el musgo de la montaña para beber agua. “Lo importante era masticar algo”, dice uno de ellos. Las  penalidades eran para todos. El arroz crudo con sal le partió un diente al guerrillero Acosta Tombe. Cada adversidad era superada por otra mayor. Una adolescente guerrillera resbaló. Se rompió una pierna y los dientes. Era de noche y ella gritaba porque las aguas amenazaban con llevársela. Acosta Tombe bajó en su ayuda. “Hubiera sido fatal porque se habría estrellado contra las piedras”, recuerda. En ese momento comenzó a pensar en  la derrota. No había más fuerzas.

A tiro de fusil

En el otro lado el general Fracica ya había hecho sus cálculos con la noticia que le trajo uno de sus hombres una  mañana: “Los tenemos a tiro de fusil”. Fracica, un hombre de una sola  pieza, tenía la opción de acabar militarmente con todo un frente, hecho que en la historia del ELN sólo era comparable al histórico Anorí, pero  podía lastimar a los rehenes. Ante esa posibilidad esperó una orden superior.

La muerte de Henao fue decisiva para ‘Diego’ y  ‘Acosta Tombe’. Los jóvenes guerrilleros decidieron también  ponerle punto final a su acción. Mientras ‘Diego’ inició el camino en contravía y se encontró con los soldados, ‘Acosta Tombe’ se sentó a llorar  sobre su fusil R-15 en el solar de una casa campesina. Allí lo encontraron los soldados y lo subieron al helicóptero. “Era la primera vez que montaba en un aparato de esos. No tuve miedo. Qué miedo iba a tener si acababa de salir del infierno”. ‘Diego’ y ‘Acosta Tombe’ fueron dos de los 25 guerrilleros que se rindieron o fueron capturados. Con la muerte de otros 15, sólo quedaba la mitad del frente ‘José María Becerra’.

Era el sábado 28 de octubre, día previo a las elecciones. Al día siguiente el presidente Andrés Pastrana, luego de votar, se excluyó casi por completo a hablar con el alto comisionado  para la Paz Camilo Gómez. La negociación, que ya cumplía algunas horas,  era a varias bandas: con los comandantes Francisco Galán y Felipe Torres, recluidos en la cárcel de Itagüí; y con Pablo Beltrán en las montañas de la Serranía de San Lucas. Faltaba además la reacción de ‘Carlos Segundo’ al que, según dicen, poco le gusta obedecer. Era una carrera contra el reloj porque la probabilidad de cometer una locura era alta. Tanto los guerrilleros como sus víctimas habían bajado en promedio 15 kilos de peso, todos tenían  heridas profundas en la entrepierna porque en estos 44 días no se habían podido cambiar de ropa interior y caminaban empapados. El mando de la columna empezaba a notar fisuras, el control del grupo se perdía. Eso lo vislumbró poco antes de fugarse el joven Carlos Alberto Bernal, secuestrado hacía ocho meses con otros tres  niños en Cali. Hasta su  regreso nada se sabía de su paradero. Jamás informaron a su familia quién era el autor. Pero terminó marchando con la gente del Kilómetro 18, sus nuevos compañeros de cautiverio.

Cuando vio que la disciplina de los guerrilleros había bajado Carlos Alberto  se tiró por un barranco. La fuga acabó de romper la poca paciencia de ‘Carlos Segundo’. “A quien intente fugarse le doy un tiro”, advirtió a   víctimas y guerrilleros. ‘Oscar’, un guerrillero silencioso, alzó la  voz para anunciar por primera vez su desacuerdo. “Lo mató”, cuenta ‘Acosta Tombe’.

Llegó la negociación

“Presidente, si yo no voy a esa pobre gente no la sueltan”, le dijo Camilo Gómez a Andrés Pastrana. Al principio  hubo dudas porque no se conocían las condiciones mentales de ‘Carlos Segundo’. Pero por fin el Presidente le dio luz verde. Gómez llegó a Cali con los papeles del acuerdo y en Compañía de una comisión de socorristas, entre quienes estaban los integrantes del Grupo Aéreo de Salud del Departamento de Antioquia. Fueron ellos los que penetraron a la inhóspita zona con apenas algunas señas. Era como buscar una aguja en un pajar. Por fin hallaron el sitio indicado pero era imposible que aterrizara un helicóptero. Uno de los copilotos,  médico de profesión, saltó de la nave y con sus propias manos improvisó una pista. Allí llegó también el general Fracica y vio por primera vez a la columna que había perseguido durante 44 días. Gómez le explicó el acuerdo al que habían llegado con la dirigencia guerrillera. Sus efectivos entregarían a los rehenes y el gobierno les daría 100 horas para huir por la selva. Fracica dio la vuelta y ordenó regresar a los cuarteles. Pero Gómez lo invitó a que se sumara al grupo de  socorristas. Para cumplir con las normas internaciones, porque se trataba de una nave de la Cruz Roja Internacional, el general se quitó su revólver  y subió al helicóptero desarmado. El encuentro fue tenso. ‘Carlos Segundo’ le dijo de inmediato a Camilo Gómez que habían llegado tarde. “Ya se murió otro”. Luego trató de cambiar las condiciones del acuerdo para buscar un repliegue de la tropa y el Comisionado presintió que buscaba un espacio para fugarse con los secuestrados. Gómez se negó.

El olor de los secuestrados

Luego fueron apareciendo las víctimas. “Jamás olvidaré el olor de los secuestrados”, dijo un miembro de la patrulla  de socorro. Todos cubrían las heridas con trapos sucios. Uno tenía la  piel con llagas producidas por las hormigas. Las lágrimas y las sonrisas al ver que iban camino a la libertad eran sus únicos rasgos de vida.

El general Canal quería que esas imágenes fueran registradas por los periodistas para demostrar la barbarie del  ELN. Pero el gobierno se negó con el argumento de respetar el dolor de las víctimas y sus familiars.

Uno a uno subieron titubeantes a los helicópteros. A uno de ellos le dio un ataque de epilepsia, otro vomitó. “Un  carro, un carro”, gritaron con lágrimas y risas cuando desde el aire vieron una carretera. Estaban saliendo de la selva. Los guerrilleros, escuálidos, también fueron atendidos por las comisiones humanitarias. Los que tenían más fuerzas querían sacar el aceite de los helicópteros para lubricar sus armas, que estaban estropeadas por la lluvia incesante.  “Camilo, regálenos unas panelas”, le suplicó ‘Carlos Segundo’ al Alto Comisionado antes de verlos partir.

Victoria amarga

Entre tanto en Cali el general Canal repetía: “Fue una victoria amarga, fue una victoria amarga”. Porque pese a que  liberaron a los rehenes el acuerdo firmado permitió a los guerrilleros del ELN el tiempo suficiente para desaparecer. En la Tercera Brigada continuaba el malestar por la directiva de iniciar el repliegue. “Fue una orden directa del Presidente”, comentaban los oficiales mientras aplaudían a sus hombres, quienes bajaban de las montañas. El viernes el general Canal no pudo más con su disgusto y pidió la Baja.

Ese día las sensaciones en la ciudad eran encontradas. Un amplio sector de la opinión veía triunfante al Ejército  Nacional. “Demostró una gran capacidad ofensiva y de presión frente a los insurgentes”, aseguró monseñor Isaías Duarte  Cancino. Pero, simultáneamente, en otro sector se escuchaban voces de protesta porque se hubiera interrumpido la acción. “Fue un error porque el ELN ha sido derrotado pero no aniquilado. Eso los hace más peligrosos”, dijo un investigador de la Universidad del Valle. Al final la columna del ELN quedó reducida a la mitad y había crecido el rechazo a sus prácticas contra la población  civil. Las víctimas, la mayoría profesionales de clase media, muchos de ellos desempleados, sólo soñaban con dormir en Cali, una ciudad recostada a un paraíso natural llamado Los Farallones. Un lugar que para ellos ahora es un recuerdo del infierno.

El ELN no se hizo esperar y unos pocos días  mas tarde, atacaron un pueblo indefenso como lo es Darién, Calima y  mas tarde atacaron la 3era brigada en un ataque sin precedentes en el que los únicos que pagaron el pato fueron gente civil e inocente que paseaban tranquilamente por el lugar. Ese es el pago por no haberlos aniquilado cuando los tuvieron “a tiro de fusil”….

Sr. President (Pastrana), que carajos esta usted haciendo con nosotros quienes lo elegimos???

COMUNICADO DE PRENSA N°11 – BR3 – EJC

COMUNICADO DE PRENSA N°11

Cartago, Valle del Cauca 19 de Junio de 2016. El Comando de la Tercera Brigada del Ejército Nacional, se permite informar a la opinión pública que:

  1. En la mañana de hoy, fuentes de la Policía Nacional informaron sobre la muerte de dos personas a cuatro kilómetros, aproximadamente, del municipio de El Águila, departamento del Valle del Cauca, quienes al parecer se movilizaban en una motocicleta de alto cilindraje.
  2. Sobre el mismo sector las tropas estaban en la búsqueda de los soldados regulares Elías Zapata López y Oscar Malambo, orgánicos del Batallón de Infantería n.° 23 Vencedores, quienes el día de ayer en horas de la tarde se evadieron de la Base Militar con sus respectivas armas de dotación y un fusil más, sin que hasta el momento se haya podido  determinar las razones  de este hecho.
  3. El Comando de la Tercera Brigada frente a los hechos de los soldados,  ordenó las medidas para reforzar el dispositivo del Batallón Vencedores y el esfuerzo de búsqueda a fin de dar con la ubicación de los desertores, quienes se encontraban prestando su servicio militar obligatorio.
  4. Al lugar de los acontecimientos se desplazó el Comandante de la Tercera División y su Estado Mayor, para personalmente apoyar a las autoridades en  las acciones que se adelantan.
  5. Esta Unidad permanece atenta a los requerimientos de las autoridades judiciales con el propósito de esclarecer lo sucedido, y son éstas las encargadas de determinar los móviles de las muertes y la presunta relación directa con la conducta de los soldados regulares.

Por ahora y de manera manifiesta, continuamos prestando toda la colaboración y el apoyo a las autoridades.

Cartago, Valle del Cauca 19 de Junio de 2016. El Comando de la Tercera Brigada del Ejército Nacional, se permite informar a la opinión pública que:

  1. En la mañana de hoy, fuentes de la Policía Nacional informaron sobre la muerte de dos personas a cuatro kilómetros, aproximadamente, del municipio de El Águila, departamento del Valle del Cauca, quienes al parecer se movilizaban en una motocicleta de alto cilindraje.
  2. Sobre el mismo sector las tropas estaban en la búsqueda de los soldados regulares Elías Zapata López y Oscar Malambo, orgánicos del Batallón de Infantería n.° 23 Vencedores, quienes el día de ayer en horas de la tarde se evadieron de la Base Militar con sus respectivas armas de dotación y un fusil más, sin que hasta el momento se haya podido  determinar las razones  de este hecho.
  3. El Comando de la Tercera Brigada frente a los hechos de los soldados,  ordenó las medidas para reforzar el dispositivo del Batallón Vencedores y el esfuerzo de búsqueda a fin de dar con la ubicación de los desertores, quienes se encontraban prestando su servicio militar obligatorio.
  4. Al lugar de los acontecimientos se desplazó el Comandante de la Tercera División y su Estado Mayor, para personalmente apoyar a las autoridades en  las acciones que se adelantan.
  5. Esta Unidad permanece atenta a los requerimientos de las autoridades judiciales con el propósito de esclarecer lo sucedido, y son éstas las encargadas de determinar los móviles de las muertes y la presunta relación directa con la conducta de los soldados regulares.

Por ahora y de manera manifiesta, continuamos prestando toda la colaboración y el apoyo a las autoridades.

Touring: “Pontón” a Aguadas, Caldas

Visita a Aguadas, municipio caldense conocido como “la ciudad de las brumas” por su constante niebla. Dirección: Motos por Colombia.

Crónica de Elvira O.

Convocados nuevamente por Motos por Colombia para disfrutar otro “Ponton” nos reunimos a las seis de la mañana del 19 de febrero en Altoque Chipichape nueve motos, algunas con copilotos; de Buga se nos unieron otras tres motos. Siempre en los paseos Alberto y yo en nuestra KLR cerramos el grupo y estamos pendientes que nadie se quede atrás.

En Obando a una de las GS se le rompió una manguera de la gasolina, pero para fortuna del grupo, Ivan, uno de los moteros pudo solucionar temporalmente el inconveniente, continuando con mucha precaución el resto del camino; a las ocho de la mañana llegamos a desayunar a la Uribe para proseguir con más energía el recorrido faltante.

El grupo se conformó por varias motos GS 1200, V-Strom 650, Super Tenere 1200, Tiger 1200 y KLR 650. Cada cual quiere demostrar las bondades de su moto.

A la una de la tarde llegamos a la Pintada a almorzar con demasiado calor, pero descansamos y nos refrescamos para tomar la carretera que nos llevó a Aguadas, bordeando inicialmente el Rio Cauca y después el Rio Arma, con un paisaje hermoso de llanuras extensas y montañas de la cordillera central. La carretera se tornó más difícil en algunos tramos, pues le están haciendo mantenimiento con material de gran tamaño que ocasionó que nos encunetáramos y resbalones a otras motos. Llegamos a Santiago de Arma pero hubo tres motos que se demoraron mucho en llegar lo que preocupó al grupo y se le pidió al carro de Bomberos de Aguadas que fuera a inspeccionar que pasaba; dos de las acompañantes se asustaron bastante y se debieron bajar de las motos, pero afortunadamente fueron trasladas hasta Arma por los Bomberos, sin consecuencias que lamentar, gesto que le agradecemos a la Teniente Gladys por su oportuna colaboración. Continuamos disfrutando el bello paisaje de la cordillera, donde la carretera se dibuja en una “cuchilla” con vista para ambos lados.

En el grupo iban dos Aguadeños que habían hecho contacto anticipado con el Sr. Mario Londoño, y esto hizo que el recibimiento en el pueblo fuera inolvidable. Llegamos a la Oficina de Fontur y Punto de Información Turística, cuyo director el Sr. Luis Fernando Arias Orozco nos brindó información de Aguadas, nos presentó a la Primera Dama del Municipio y nos pidió que hiciéramos un corto recorrido alrededor de la plaza de Bolívar.

Nos hospedamos en el Hotel Sueño Dorado a media cuadra de la plaza; después de descansar un rato, salimos a disfrutar del fresco clima y a caminar por los alrededores para más tarde asistir al Teatro Bicentenario al concierto comentado de la Cantautora paisa Doris Zapata (ver video abajo), varias veces ganadora del Festival Nacional del Pasillo que se celebra cada año en el mes de agosto.

Al otro día, sábado a las diez de la mañana nos reunimos nuevamente en la Oficina de Fontur donde un Trovador excelente nos dedicó sus trovas con mucho humor (ver video abajo), y salimos a recorrer el pueblo en las motos en compañía del Comandante de la Policía y de los Bomberos, visitando diferentes sitios turísticos como el Cerro Tutelar del Cacique Pipintá o Alto de Monserrate con vista 360° desde donde se divisan 9 poblaciones como Sonson, Marmato, Pacora, Arma, etc y la majestuosidad de la Cordillera Central. En este sitio fuimos entrevistados por el Canal Local TV Aguadas, donde agradecimos el cálido recibimiento y expresamos la alegría de estar visitándolos (ver video abajo).

Luego nos dirigimos al Pueblito Viejo localizado en otro cerro tutelar; conocimos como se tejen los famosos sombreros de palma de Iraca, típicos de Aguadas y almorzamos un delicioso plato típico. Visitamos además el Comando de la Policía donde se erigió la escultura del “Policía Guardián” del Maestro Jose Solarte, elaborada con 20.000 “armas blancas” decomisadas en Caldas; pasamos a la Casa de la Cultura Francisco Giraldo donde se conservan elementos de la historia de Aguadas y el Museo del Sombrero, con colecciones de diferentes regiones de Colombia y los distintos tipos del sombrero como aguadeño, Antioqueño, Gardeliano, Ganadero (lo usaba Carlos Pizarro Leongómez), Borsalino, usado por Uribe Vélez.

Visitamos el Taller Palmatto donde compran los sombreros a las tejedoras y conocimos como se da el acabado final del sombrero en sus diferentes formas, y algunos compañeros compraron unos lindos ejemplares.

Ya terminando la tarde nos recibió en su despacho el nuevo Alcade Oscar Yonny Zapata Ortiz, a quien le expresamos la gratitud del recibimiento y lo contentos que nos sentíamos en Aguadas por el trato de la gente, los bellos paisajes, y la variedad de sitios para visitar; igualmente le dimos recomendaciones relacionadas con el tráfico, el alto volumen en los negocios en las noches, el mejoramiento de las vías de acceso, el desarrollo y aprovechamiento de los sitios turísticos, las cuales acogió con agrado y le prometimos que haríamos divulgación de su municipio.

El domingo, día de regreso, Aguadas nos despidió temprano en la mañana con mucha bruma o neblina, de ahí su nombre “Ciudad de las Brumas”, estuvo presente el Sr. Luis Fernando Arias.

El camino de regreso fue pasado por agua, pero agradeciéndole a Dios por la lluvia que refresca y alivia el intenso verano.

Saludos y gracias! Elvira.

Touring: Calima-Restrepo

Nuestra primera rodada con Motos por Colombia

Era domingo por la mañana, aun en la cama mi esposa me mira y me dice, “quiero salir a rodar”, a lo que lo que yo le contesto con una sonrisota en mi cara “Claro, vamos a conocer el grupo de Motos Por Colombia, que hoy saldrán a rodar para el lago Calima”.

Nos levantamos enérgicos, nos alistamos, le hice un chequeo pre-rodada a Saphira (nuestra Tenere 660), le lubriqué la cadena, le revisé nivel de aceite, nos pusimos nuestra segunda piel “nuestros trajes de motociclistas” y partimos rumbo al punto de encuentro con Motos por Colombia.

Mientras nos dirigíamos a aquel punto, se me iban cruzando por la cabeza miles de preguntas, tales como: ¿Qué tal será el grupo?, ¿Sí estarán allí? ¿Qué tal que seamos lo únicos?, ¿Serán buenas personas? Entre otras jejejeje…

Y bueno luego de cruzar la ciudad de Cali, arribamos al punto de encuentro, y lo primero que divisamos fue la linda KLR negra de nuestro amigo, el cual nos saludaba con la mano en alto. Me sentí ya más tranquilo al darme cuenta que no seriamos los únicos, Jajajaja. Saludamos y poco a poco pero rápidamente fueron llegando los integrantes de Motos por Colombia.

Pero resulta que algunas personas de Motos por Colombia ya eran mis amigos, el ambiente era cada vez más ameno y agradable. Se hizo la reunión con todos los pilotos y rápidamente nos dieron las indicaciones de rodada en grupo, nos pusimos nuestros cascos, todos a sus motos y partimos rumbo al norte.

Íbamos rodando por la carretera panorama entre la ciudad de Cali y Media Canoa; esta carretera en su recorrido va dibujando la base de la cordillera occidental de nuestro hermoso país Colombia.

Al frente liderando el grupo iba una GS 1200, escoltada por la KLR, seguida por una hermosa Harley-Davidson color Vinotinto que por cierto se veía espectacular, y allí íbamos nosotros sobre nuestra poderosa Saphira y detrás de nosotros el resto del grupo, compuesto por motocicletas de gran cilindrada y todas espectaculares (siento no describirlas mejor pero es que iban atrás nuestro, jajajaja).

Esta sensación de ir rodando con hermanos moteros “porque no importa que no nos conociéramos” al ser motociclistas nos sentimos como hermanos y como si nos conociéramos desde siempre. Bueno esta sensación es indescriptible, es algo que solo los moteros podemos sentir mas no describir, y sí, íbamos allí devorando kilómetro tras kilómetro, curva tras curva, cuando en un instante vi como la Harley-Davidson delante de nosotros hace un pequeño flaneo de pérdida del grip en sus llantas, pero rápidamente retoma el control; y en ese mismo instante que pensaba qué le pudo pasar, sentí exactamente lo mismo: Saphira en plena curva pierde levemente el grip de sus dos ruedas sintiendo como se me subieron las #$%&$ a la garganta, pero también retomé el control, “puff menos mal”. Analizando el estado de la carretera, nos dimos cuenta que los culpables de esos sustos, eran unas rayas de unos 10 cm de ancho, de material deslizante como lo es el asfalto que utilizan para tapar las grietas en la carretera.

Continuamos la ruta, luego de unos 50 km nos desviamos a la izquierda, trepando la cordillera que veníamos bordeando. En ese instante se sintió el cambio de ritmo del grupo, ya que la carretera pasó de ser plan, a convertirse en una sinuosa subida con curvas de gran exigencia, donde se ponían a prueba todos los ponys de nuestras máquinas, nuestra destreza como pilotos y claro también la destreza de nuestras hermosas copilotos.

Devoramos otros 50 km y entramos al pueblo Darién, bordeando el Lago Calima, que por cierto, la fuerte temporada de verano que azota nuestra región, ha hecho descender el nivel del agua una gran cantidad de metros (ya es preocupante).

Bordeamos por unos cuantos kilómetros el lago y nos detuvimos donde El Pirata de los Vientos a las orillas del lago, donde almorzamos y tuvimos una gran conversación con todos los integrantes de Motos por Colombia.

Katherine y yo tuvimos la fortuna de compartir la mesa con todos los demás, dándonos cuenta de la calidad de persona que son todos; amables, tranquilos, sorprendentes y sobretodo amantes de las motos. Nos hicieron sentir muy bien, nos preguntaron mucho sobre nuestras locas aventuras en moto y por nuestro nuevo proyecto de darle la vuelta al mundo.

Luego de almorzar, continuamos nuestro camino, salimos del lago Calima y nos detuvimos sobre la represa (Tableros), desde donde se podía divisar el lago. Éramos alrededor de 14 motos, pero de un momento a otro arribaron unas 8 motos más, de un grupo de motociclistas ingleses que venían con El Profe y Santi, y quien nos viera parecíamos amigos de toda la vida (el mundo del motociclismo es genial).

Seguimos al alto de Calima donde nos sirvieron Brownie con tinto. Luego de una amena charla con superbikers de Armenia, nuestras copilotas eligieron la vía Restrepo – Pavas – La Cumbre, para el regreso a casa, una ruta de curvas muy cerradas y mucho ripio en el asfalto, pero de recompensa unos paisajes montañosos hermosos y espectaculares.

Luego de unos 60 km llegamos a “La Cumbre” un poblado a unos 1500 msnm lo que hace que tenga un clima muy agradable. Allí nos detuvimos, charlamos un rato y nos despedimos, no sin antes darles las gracias a todos por tan excelente rodada y sobretodo en compañía de unas gratas personas como los son todos.

Muchas gracias a Motos por Colombia por invitarnos a rodar.

Hasta la próxima,

Katherine, Jorge y Saphira Klaps

Touring: Titiribí

Motos por Colombia en su propuesta de “pontón” para inicio de año, nos ha manifestado la voluntad de rodar hacia este municipio antioqueño, todavía no visitado por muchos de nosotros. En esta ocasión, como en las anteriores, todo ha resultado, como decía un amigo: maravillosamente bien y… nosotros: fuimos felices!

Desde las 4:30 a.m. suena el despertador para algunos de los viajeros y justo en ese momento, se da inicio a la aventura. Todos debemos llegar al punto de encuentro entre las 6:00 y las 6:30 a.m… o nos dejan! Y como nadie quiere llegar tarde para compartir el primer café de la mañana y saludar a los compañeros de rodada: Alejandro, Betty, Carlos, Felipe, Gustavo, James, Lucho, Marcela, Sandra, Liliana y por su puesto Pepe entonces inicia el viaje.

Abrazos, saludos cordiales, recuerdos del último encuentro y la voz cantante, go, goo, goouu que traduce: a sus motos que… nos fuimos.

El tráfico en Cali aun no desespera pero la autopista Cali-Yumbo ya tiene su acostumbrado “parqueadero” lleno. Logramos pasar sin novedad y se dio inicio, de verdad, a la rodada, con Gustavo adelante y Lucho al final porque ellos están comunicados… el clima, ya nos prometía altas temperaturas.

En Tuluá descubrimos que las famosas Metzeler Tourance, hechas en China, se ponen porosas y causan esa pinchada que se resuelve únicamente con la compra de una llanta nueva… algo más de dos horas incluido el desayuno, muy bien atendidos… seguimos el camino, sin novedad… bordeando el rio Cauca… nuestra amada naturaleza nos entregó temperaturas cercanas a los 40ºC y nadie, nadie perdió la sonrisa.

Almuerzo en La mayoría del San Juan y finalmente Titiribí1.

Una vez instalados en el Hotel El Gourmet de la Abuela Inés, a media cuadra de la Plaza de Bolívar2, con la alcaldía3 de estilo republicano como muchas de sus edificaciones y la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores4 como marcos, empezó la terapia mas relajante que todos conocemos, la de tardear y disfrutar de cada detalle del pueblo y de las historias de los compañeros de viaje.

Con un mensaje: Los espero en la terraza y con la foto del Parque Educativo Juan Bautista Montoya y Florez5, se nos propone el inicio de otro grato momento, recurrente durante la visita… y tomamos café en la Tienda de café Titiribí, el fruto con el que, en el pasado, la región fue próspera, como consta en el libro: La Expedición Helvética que narra el viaje de exploración científica por Colombia en el año de 1.910… Y conversamos con Diego el alcalde saliente 2012 -2015… y aprendimos a querer a su gente… y nos tomamos foto con el personaje del pueblo… y nos cubrió la luna, una luna mágica de la que Sandra nos contó que oculta un conejo… y lo buscamos… y lo encontramos y la magia ya se había apoderado de todos o mejor, la magia se apoderó de cada uno porque Titiribí tiene eso que hace de un pueblo, un lugar mágico, no solo por su belleza dentro y fuera de la ciudad sino porque allí se juntan lo fascinante de las culturas del suroeste antioqueño con el misterio de los pueblos mineros. Y dando la media noche decidimos que era hora de dormir.

Y amaneció y todos escuchamos las campanas de la iglesia y nos pareció que su tañido, de cada quince minutos, nos gusta.

Y nos fuimos en camperos hasta la región de La Meseta6, por la vía “de rieles”, una vía con una pendiente no comprensible en algunos tramos, pero antes visitamos la hacienda Suiza-Mejía antiguamente de la familia suiza Heiniger, donde el burro Carolo vio la luz y se convirtió en un semental de hermosas mulas de paso fino que se exhiben en el festival anual de asnales, mulares y capones, en el mes de julio. Al regreso, siguiendo la sabia recomendación de Felipe, decidimos usar la vía tradicional porque eso de ser padres responsables no permite un retorno tan agreste. En la meseta visitamos la Capilla del Sagrado Corazón de Jesús y el nuevo Centro educativo.

Por la tarde visitamos el hermoso Circo teatro Girardot7 declarado bien de interés cultural de la nación, en el año de 1998 y para tardear escogimos la subida al cerro de La virgen desde donde se disfruta de un hermoso paisaje sobre Titiribí, sus montañas y la población de Armenia mantequilla.

Y nos fuimos a dormir porque teníamos que madrugar y escuchamos las campanas de la iglesia e iniciamos a las 6:40 am el regreso que después de una gran jornada, nos pone tristes aunque nadie perdió la sonrisa. Y Carlos nos brindó salpicón en El Pipintá y Alejandro nos brindó café en Uribe.

Y Sandra prometió que en la próxima rodada nos contará la leyenda del conejo en la luna… entonces: hasta la próxima!

Liliana P.

Agradecimiento del alcalde saliente de Titiribí, Diego Montoya

 

Footnotes

Show 7 Footnotes

  1. Localidad que hacia finales del siglo XIX y comienzos del XX fue centro de próspera actividad minera, en torno a las minas de “El Zancudo”.
  2. Diseñada en forma de herradura, en honor a los arrieros, por el ingeniero Belga, Agustín Goovaerts y construida en 1.925, está adornada con una fuente central de estilo colonial.
  3. El palacio Municipal fue construido en el año de 1.922 por el ingeniero Belga, Agustín Goovaerts, quien además construyó la antigua gobernación de Antioquia.
  4. Erigida en 1813 y reconstruida en 1880. Se destaca el óleo de la Virgen de Los Dolores, que data de 1795.
  5. Fue inaugurado el 22 de Agosto de 2014.
  6. Mirador «La Meseta»: se trata de un altiplano de gran vegetación y con excelente panorámica. Luego de una caminata entre la naturaleza se llega al mirador de donde se observa parte de las localidades de Venecia, Bolombolo, Cerro Tusa y los ríos Cauca y Sinifaná.
  7. Circo-Teatro «Girardot»: edificio del siglo 20 que fue restaurado en el año 2005. Se le conoce como la plaza de toros más pequeña del mundo.

MaxiTrail: Portugal de Piedras – Calima

Comentario de Yamy V.

Tenía muchas expectativas frente a la salida de hoy ya que era por rutas destapadas y esta iba a ser mi primer off road de verdad. Había hecho mis primeros pinitos cuando fuimos a visitar al BAMRO, pero la realidad es que no sabía a lo que me enfrentaba…

Nos encontramos en Altoque y arrancamos como siempre muy puntuales a las 10:30 am; 4 KLR, una KTM 690 y una GS800. Nos dirigimos por la Panorama hacia Mediacanoa, guiados por mi esposo John Jairo y es de resaltar que la vía como la estaban reparando, todos coincidimos en que recibimos nuestra dosis de susto por parches de alquitrán. Ya en Mediacanoa nos esperaban una KTM Adventure 990, una V-Strom y otra GS660 quienes serían nuestros guías hacia Portugal de Piedras – La Gaviota – Calima.

Después de coger la vía  hacia Riofrío nos encontramos la variante con la que empezamos nuestra aventura en destapado, terreno para todos los gustos, predominando el off road con curvas bien pronunciadas en los tramos pavimentados; nuestra primer parada fue para deleitarnos con un espectacular paisaje y siempre que parábamos para reencontrarnos predominaban los comentarios acerca de cómo se estaba disfrutando la salida por lo variado del terreno o por los sustos.

Siguiendo con la travesía con gran sorpresa y agrado nos encontramos en el corregimiento de La Gaviota con el BAMRO, quienes realizaban una acción cívico militar y allí el Cdte de la unidad, Coronel Cabra nos invitó a todo el grupo a que nos quedáramos a almorzar y gustosos aceptamos; desde hoy, hay 6 nuevos “Amigos del BAMRO”.

BAMRO-ADPIC-CUT

Después de almorzar y de una entrevista que nos hicieron, decidimos continuar nuestro recorrido y la idea era ir al río para después continuar hacia Calima y retornar a Cali, pero como dicen, paseo sin varada no es paseo, esto no podía faltar y el afectado fue el doc en su Ktm, el exhosto rompió el tanque de gasolina. En cuanto llegamos todos estábamos listos para cualquier eventualidad, el extintor en mano y las ideas empezaron a florecer para desvarar la moto, todos aportamos ideas y herramientas, todo, absolutamente todo sirvió; la cuchara, el encendedor, todas las herramientas, cinta americana, cinta aislante, la naturaleza e incluso el toque final… Chicle!!!

Todo sirvió para que el doc arrancara, sabíamos que él se dirigiría a su finca en puente tierra y allí dejaría la moto, aunque le dijimos que bajara con calma, cuando de nuevo nos reunimos más adelante porque por un lapso de tiempo se dispersó el grupo, nos comunicamos con él y ya se encontraba en su destino. Gracias al comentario de uno de nosotros nos invitó a tomar chocolate, nos dio las indicaciones de cómo llegar, donde disfrutamos del maravilloso paisaje desde su finca y de un delicioso chocolate con queso y pan.

Ya salimos y nos dirigimos por la doble calzada hasta mediacanoa, allí nos despedimos para continuar unos hacia Buga, nosotros llegando a Cali a eso de las 7:30 pm. Cabe aclarar que si el doc, hubiese sacado la hamaca…. Todavía estuviéramos en su finca!!!

Touring: El Dovio (modificado)

Después de cancelar la salida y escampándonos del pertináz aguacero, decidimos salir y hacer la rodada recortada, sin visitar el museo en Roldanillo.

Comentario de Eider V.

El domingo después de pensar mucho si seguir o no después de fuerte aguacero que nos cae a la salida de Cali y después de una espera de casi 1 hora, se emprendió el viaje nuevamente y haciendo una parada respectiva en la Uribe y esperar otro amigo motero que se había quedado, después de una gaseosa para despistar el hambre, salimos con destino directo a La Union valle, ya que por el retraso no podríamos llegar a tiempo a todo lo planeado, se decidió llegar primero a La Union para almorzar en el ya conocido restaurante (Altamar), después de una muy buen almuerzo y amigos compartiendo comida y experiencias, salimos vía a Versalles, pero nuevamente ya casi llegando nos vuelve la madre naturaleza a tirar agüita, toco escampar en una tienda y reírnos un rato de lo sucedido, ya bajando la lluvia salimos vía El Dovio, visitando sus calles tranquilas y así enrutandonos hacia Roldanillo, después de este recorrido no nos tiraron mas agüita y todo salió muy bien, ya en Roldanillo tomamos vía Zarzal, Uribe-Uribe y de regreso a casa, una ruta con muy buenas vías, amigos y un poco de agua, pero eso es lo de menos mientras disfrutemos de nuestras motos y la camaradería de amigos que comparten la misma pasión de rodar en nuestros caballos de acero. Esperamos vernos en la próxima rodada.

Comentario de Juan Manuel I.

Saludos amigos de Motos por Colombia, Quería agradecer por su información además de manifestar lo bien que me sentí rodando por lugares de mi Valle del Cauca  que no conocía. La experiencia aunque con agüita al inicio y en el intermedio fue muy gratificante, los compañeros, amigos, los lugares, el ambiente, la organización, la charla, las protagonistas de todo nuestras amadas motocicletas fueron en conjunto una muy agradable forma de conocerles y un día de rodar por las carreteras del Norte del Valle muy ameno, cosa que no hacia hace varios meses. Muchas gracias por la invitación, muy a gusto con la experiencia, me encantaría poder seguir acompañandolos en rodadas venideras, espero las obligaciones y la familia no me priven de muchas en las que seguro me complacería estar. Un abrazo, bendiciones.

TOURING: MARSELLA

Iniciamos este 2016, el cual esperamos en Motos por Colombia que sea venturoso para todos, disfrutando de nuestras carreteras que invitan a rodar a través de los maravillosos parajes colombianos viviendo esta pasión que nunca encuentra límites. Temprano en la mañana del 2 de Enero partimos hacia Marsella, Risaralda en un viaje redondo de más de 460 km. Seis fuimos los integrantes iniciales y uno más que se nos unió a mitad de camino, completando 5 BMW GS’s, 1 KLR y una MT09 Tracer. Cabe anotar que esta última nos deleitó con el delicioso cantar de su máquina, música para los oídos de cualquier apasionado.

En el parador de la Uribe, un alto ya tradicional siempre tan grato, aclaramos la ruta a tomar, con su cautivador ingrediente: Curvas por territorios montañosos, muchas de ellas, donde todos practicamos nuestras pericias en el arte de una conducción prudente y segura, surcando este bellísimo Paisaje Cultural Cafetero que ya fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco el 25 de junio de 2011.

La vía es encantadora e imponente, pues al ir escalando hacia los 1.575 msnm donde se ubica el Pueblo, el paisaje va mostrando cada vez su majestuosa elevación y a los alrededores por donde quiera que se mire se aprecian montañas muy inclinadas nutridas de casitas, carreteras y vegetación típica de la zona. Un pesebre fantástico para disfrutar!

Al llegar nos recibió la encantadora arquitectura y costumbres del típico pueblo de la colonización antioqueña, pero a diferencia de otros, Marsella muestra orgullosa una hermosa iglesia de 2 torres que engalana el panorama de la plaza principal, la cual estaba colmada de actividad festiva rebosante de colores. Una Fonda Paisa atendió con sus delicias nuestro almuerzo, y luego en los alrededores de calles empinadas visitamos un pintoresco café que nos extasió con amenos manjares y un espectáculo de la naturaleza: una lluvia que vimos venir de forma muy marcada y precisa, cual regadera cubriendo progresivamente el paisaje hasta llegar a nosotros, la misma que nos acompañó casi en su totalidad en nuestro regreso a Cali.

Antes de partir algunos del grupo quedaron encantados de visitar la Casa de la Cultura, en un recorrido corto y bien documentado. Al despedirnos del pueblo la tecnología alemana de una de las GS’s alertó a su piloto sobre baja presión en la llanta delantera a escasas 20 lb, pinchazo que fue de fácil y rápida solución en un montallantas del sector. Esto dividió temporalmente al grupo, y mientras nos esperaban los que llevaban la delantera encontraron un simpático y agradable cambuche que fue el lugar de reagrupación una vez solucionado el incidente, donde hubo grandes saludos y algarabía como si hace rato no nos hubiéramos visto. Y con la lluvia como nuestra más fiel compañera continuamos nuestro retorno hasta llegar a Cali a eso de las 9:00 pm.

Todo hizo parte del paseo; la lluvia, el pinchazo, etc. Son sucesos que constituyen gratos recuerdos y que jamás amilanan el incesante deseo de rodar y rodar por estas espectaculares rutas compartiendo amistad, compañerismo y el inquebrantable entusiasmo de estas… Motos por Colombia!

Juan Andrés

Maxi-Trail: BAMRO (3)

ENE 16, 2016: Comentario (parcial) de Yamy V. en MaxiTrail: Portugal de Piedras – Calima…

…Siguiendo con la travesía con gran sorpresa y agrado nos encontramos en el corregimiento de La Gaviota con el BAMRO, quienes realizaban una acción cívico militar y allí el Cdte de la unidad, Coronel Cabra nos invitó a todo el grupo a que nos quedáramos a almorzar y gustosos aceptamos. Desde hoy, hay 6 nuevos “Amigos del BAMRO”: Diego German C., Luis Fernando D., Mario A., Omar B., Rafael G y Victor Hugo P. Después de almorzar y de una entrevista que nos hicieron, decidimos continuar nuestro recorrido… (ver post)

BAMRO-ADPIC-CUT

DIC 31, 2015: Entregamos el doble quemador para el PDMA Loboguerrero al Mayor Pérez, ejecutivo del batallón y  en presencia del General Chawez, comandante de la Tercera Brigada.  El medallón de agradecimiento de parte del general a MxC. Al Ct (POR) Luis Carlos Angel, muchas gracias por su apoyo y coordinación. Se une al grupo Daniel R, bienvenido.

DIC 8, 2015: Quisimos institucionalizar la visita al BAMRO y subimos a Felidia para agradecerle a todo el personal por su servicio y recordar a los suboficiales y soldados caídos en su misión de garantizarnos nuestra seguridad. el grupo lo conforman Camilo C., Eduardo C., Elkin dV,  John Jairo M., Mauricio M., Natacha L., Pepe A., Saturia T., Yami V., Yoann E.

Nota de Mauricio M.M.:
Muchas gracias por la invitación a visitar el batallón de alta montaña en Felidia el pasado Domingo. La pasamos super y tuve la oportunidad de conocerlos a ustedes y a un grupo especial de personas. Me sorprendió gratamente la participación de dos mujeres dominando motos de alto cilindraje en camino destapado: Yami en KLR y en especial Natasha con su GS1200 y años de experiencia. Un ejemplo para las mujeres en Colombia. También tuve la oportunidad de invitar al Sr. Yoaan E., ciudadano francés y experto motociclista, quien tuvo la oportunidad de compartir con los soldados del Batallón y conocer un poco de la historia de este, lo cual fue significativo para él ya que su padre, militar Francés, estuvo estacionado en Colombia como parte de la delegación militar de su país hace varios años.  Espero tener la oportunidad de seguir compartiendo con ustedes.

FEB 15, 2014: En una rodada de Maxi-Trail pasamos al frente de la guardia y se nos ocurrió entrar a saludar para agradecerle a los soldados por su servicio a la patria.

Saludamos a los saldados BAMRO

Touring (sic): Tarqui – San Agustín – La Tatacoa – Tierradentro

Esta rodada empezó como Touring con destapado en buen estado en el páramo de Paletará y terminó como MaxiTrail en el trayecto Inzá – páramo de Las Delicias – Gabriel López.

Best Christmas Ever de una Pandilla Sin Acento

La congestión vehicular, Comercial, Gastronómica y hasta Familiar de nuestra ciudad, la cambiamos por una rodada, que resultó mágica, extrema y muy amistosa.

Una rodada por el macizo Colombiano atravesando dos páramos con un millón de frailejones, dos culturas milenarias como San Agustín y Tierra adentro, el río Magdalena, dos represas, Tarqui, el desierto de La Tatacoa y 9 amigos.

Infinitos y hermosos paisajes, obras de ingeniería descrestantes, enigmas de nuestros antepasados, un río enorme que nos perseguía en nuestro recorrido y lo mejor, Tarqui. El pueblo natal de Saturia Trujillo. Si, Tarqui, tampoco sabía que existía. ¿Porqué valió la pena estar allí la noche del 24? ¿Porqué fue tan mágico?, Elkin y Saturia organizaron una “maloca” a las afueras, con velones, banderas, diferentes comidas típicas que fueron llegando una tras otra y finalizando con la banda del pueblo. Toda la noche acompañados por la luna y el río Magdalena.

Tarqui, en el Huila, casi nunca visitado, pero rico en Hospitalidad, produciendo a escala pequeña quesos de los mejores, vinos y café. También arribamos al desierto de La Tatacoa, intenso en su colorido con un amanecer inolvidable, de esos que lo dejan a uno sin aliento y con ganas de más.

6 días, mil kilómetros, 6 horas off road y subir a 3.400 metros SNM, bañarse en el Magdalena y vivir momentos inolvidables, fue una aventura más en nuestro País en Motos por Colombia.

Gracias al compañerismo de Lucho, Randy, Pepe, Elkin, Gabriel y Saturia.

Gracias Pepe por apoyar esta idea
Eduardo, Patricia, Laura y Gabriel